Mes de VIRGO

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page

 

Por: Pablo Martín Siciliano

 

Signo de VIRGO
22 de agosto al 22 de septiembre

 

Su símbolo es la Virgen que representa el estado de mayor pureza y entrega a un proceso que va más allá de lo individual.
No es necesario entenderlo, solo entregarse a lo que es mayor a mi ser.

Es un signo de Tierra que buscará plasmar un orden material con la aceptación de un orden cósmico. Cielo y Tierra en plena conexión.

El planeta regente es Mercurio.

Virgo rige la casa VI en el mándala zodiacal.

 

 

Luego de toda fase de gran movimiento hacia afuera, como en Aries y recientemente en Leo le sigue una energía de tierra (Tauro y ahora Virgo) que lleva a ese impulso a ralentizarse para que tome presencia. Así se transfiere todo ese gran caudal hacia la generación de materia. Este paso nos muestra una faceta de la naturaleza de la energía, unir lo femenino con lo masculino, después de la energía activa deviene un movimiento pasivo y luego otro activo, ying y yang generan una oscilación y un constante desarrollo a través de sus sucesivas fases.

En el signo de Virgo el individuo que se descubrió al separarse de su origen es llevado hasta los límites de su voluntad. Comienza a observar que toda la fuerza y vehemencia que le permitía hacer todo lo que quería ya no le alcanza, las pretensiones de auto expresarse para generar una periferia inmediata empiezan a perderse.
La energía centralizadora de Leo es llevada a captar algo mayor a ella, un orden subyacente a toda existencia. Este paso es altamente movilizante porque la sensación de identidad que se vale por si misma pierde todo sentido. Es vital que la vivencia de ser un individuo por si mismo se vaya abriendo a algo mayor para percibirse formando parte de un sistema más grande. La entrega a lo incomprensible es parte de este periodo.

La célula es un pequeño organismo que cumple funciones determinadas para un órgano más grande que ella, el hígado por ejemplo; a su vez el hígado forma parte del sistema digestivo (algo mayor a él). Ahora este sistema digestivo se combina y relaciona con otros sistemas orgánicos para brindar un orden funcional y elemental a la existencia del cuerpo humano. Luego vemos que el individuo con su cuerpo humano forma parte de un sistema familiar en donde cumple también ciertas funciones (muchas veces se evidencian a través de constelaciones familiares – Foto).

Así podemos seguir vislumbrando el despliegue de sistemas mayores del cual formamos parte y casi nunca llegamos a aceptar como verdaderos. La familia forma parte de una ciudad, de un país, luego de un continente, del planeta Tierra y éste de un sistema solar. De esta manera se revela la presencia de sistemas dentro de sistemas entretejidos unos con otros en distintos niveles de expresión. Esta enorme complejidad es Virgo, la mancomunión del macrocosmos (representado por los sistemas de mayor envergadura del universo) y el microcosmos (los sistemas más pequeños).

 

Soltando al individuo aislado que habita en nosotros
se acepta la unión del Cielo y la Tierra.

Cuán importante es esta fase en el desarrollo zodiacal porque nos lleva a considerar que todo en el universo tiene un orden, nada es azaroso, desde un microorganismo hasta un planeta existen con una intención subyacente al orden cósmico. De esta comprensión emerge que desde el mismo momento que nace un individuo ya tiene implícita una matriz de despliegue donde a cierta edad va a crecerle vello púbico, cíclicamente le irá creciendo los pies y las manos, así como en la adolescencia habrá un gran movimiento hormonal en su cuerpo. Entonces hay un orden previo del cual emerjo por eso este signo lleva a que me entregue verdaderamente (al igual que la virgen) a lo que manifiesta el cosmos y el universo sin que sea necesario saber que es.

Para ir evidenciando como se manifiesta en nuestro psiquismo es importante reconocer que hay una fuerte tendencia social a valorar lo que hace el individuo, lo que muestra y lo que logra por si mismo. Por eso ser funcional a la necesidad de un orden subyacente no suele valorarse porque anula la posibilidad de que un solo elemento del sistema sea el centro y así caiga la atención sobre él.

Por esto mismo muchas veces la conciencia basada en el poder de la voluntad verá como actos de sumisión a las formas propias de este signo como por ejemplo ir a limpiar un escritorio para que otros puedan trabajar allí más productivamente. Aquí vemos la cualidad de servicio muy presente para asistir y acompañar a otras personas en cualquier aspecto de la vida.

Naturalmente observan a través de una percepción de orden

Rápidamente evidencian lo que no encaja y está fuera de contexto, no es por estética más bien es por captar más ampliamente y ver lo que está desubicado en los diversos sistemas que conforman la vida. Esto es evidente con la salud en donde buscarán evitar que su organismo se desorganice a través de un gran cuidado previo.

Como vemos, en vez de entregarse y aceptar el orden desconocido, estas personas en principio buscarán ser ellas mismas quienes deben darle orden a todo lo que lo rodea, yendo de un lugar a otro ordenando y poniendo en su lugar lo que se encuentra fuera de él. Este movimiento tiene como creencia que el universo es un caos y el ser de virgo me lleva a ser quien le dé orden. Aquí vemos la dificultad que tiene esta energía de entrega y servicio ser manifestada genuinamente por nuestro psiquismo cultural.
La vida se les presenta como una gran grilla donde vislumbrarán el lugar que tiene que ocupar cada cosa para un mejor funcionamiento del sistema, tal como los engranajes de un reloj. Habrá muchas variantes expresivas de esta cualidad nombrada haciéndose más evidente en personas que se obsesionen con esta noción de orden y también de limpieza.

Ver el mundo a través de estas premisas los llevará a ser meticulosos, cuidadosos en su accionar, buscando que cada elemento existente tenga una lógica a través de la cual se pueda explicar su funcionamiento dentro del sistema que le corresponde, esto les permitirá clasificar las cosas siendo su mente una especie de archivero al que podrán recurrir y recordar muchas situaciones con todos sus detalles.

Podemos encontrar a la figura del detective quien meticulosamente recopila información y muchos detalles, buscando hilar todos esos elementos.
En otro aspecto aparece el escéptico que al querer conocer la lógica subyacente a todo lo que existe y buscar que todo movimiento pueda ser explicado perderá la potencialidad de abrirse al misterio. El control de calidad en una empresa es propio de este signo, al igual que el intestino delgado que se encarga de discriminar lo que sirve (para ser asimilado) de lo que no sirve (para ser eliminado). También los rompecabezas y palabras cruzadas donde hay que ordenar un aparente desorden. Todo lenguaje simbólico como la Astrología y el Tarot entre otros manifiestan un sistema de significados coherentes y misteriosos a la vez, donde el orden de la mente se entrega a lo desconocido.

 

Frases:
“Ordeno mi habitación así puedo descansar”
“Siempre estoy al servicio de lo que necesitás”
“Que ganas de armar un rompecabezas de 1000 piezas”
“Cuidar la salud de los demás es algo natural en mí”

Contacto:
Mail: pablo_siciliano@hotmail.com
Facebook: Pablo Martin Siciliano

 


¿Querés recibir las próximas notas en tu mail?


Nota o temática que te interesa


 

Notas Relacionadas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *