Luna Nueva en Tauro

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page

 

Por: Pablo Martín Siciliano

Luna nueva en TAURO

Cada 29 días aproximadamente ambas luminarias, el Sol y la Luna, están juntas en un mismo signo arrancando un ciclo lunar que tendrá las cualidades y particularidades energéticas propias del signo en que se encuentren.
Cada lunación forma parte de un ciclo mayor de 12 lunaciones (de 12 lunas nuevas), por eso lo que se active y circule en estos tiempos repercutirá también en los periodos posteriores.

El día 26 de abril comienza la Luna Nueva en Tauro.
En el zodiaco estarán unidos el Sol y la Luna en el grado 6 de este signo, formando una conjunción.

 

Cada luna nueva indica un tiempo de incertidumbre y de energía altamente disponible para generar algo, para concentrarnos en lo que queremos que comience y pueda tomar un nuevo impulso en nuestra vida. Por eso en estos días no vemos en el cielo a nuestro satélite. Como en la fecundación que tampoco es visible en dicho momento, pero luego de un tiempo vemos que algo se va gestando y va creciendo, vemos su materialización.

El Sol nos trae la energía de manifestación y el impulso creador, representando a la conciencia del yo y a nuestra identidad. La Luna habilita a que la energía creadora vaya tomando forma, brinda la sustancia necesaria para que algo cobre vida; es el aspecto sutil, emocional y sensible de cada uno.
Por eso en cada Luna nueva la fuerza creadora y la capacidad de darle sustento visible a esa creación estarán unidas dándonos la posibilidad de direccionarla con la mayor intención hacia el área de nuestra vida que necesitemos. Sin duda que esta dirección tendrá que estar en sintonía con las cualidades del signo en donde se inicie la lunación.

Tauro es el signo de la materia y del elemento Tierra. Aquí aprendemos a apreciar quien somos al satisfacer plenamente nuestras necesidades básicas. Donde nuestros 5 sentidos se activan plenamente para registrar el entorno y disfrutar de eso. En este signo nos encontramos a nosotros mismos más profundamente al desplegar los recursos personales con sus potenciales, dándole valor a lo que tenemos sin quedarnos apegados a ello. La energía física se enciende, el contacto con el propio cuerpo está más disponible, y es por esto que tenemos la oportunidad de tomar conciencia de todas aquellas cosas que significan placer y disfrute para nosotros. La conexión con la naturaleza aumenta considerablemente.

Es un perfecto momento para valorar nuestros recursos, sobre todo aquellos que solemos esconder por “falta de aprobación social”, ya que los talentos que poco practicamos son recursos que verdaderamente nos representan y que es importante materializar. Es la valorización de la propia energía lo que genera productividad. La Luna nueva en Tauro es la posibilidad de que evolucione y se transforme el concepto de valoración personal a través de la conexión con el cuerpo, el placer y la estabilidad.

Conectemos con la energía física que tenemos disponible aquí y ahora plasmando nuestros deseos que permiten una nueva materialización de la propia estructura.
Tauro nos ayuda a dar forma a nuestros impulsos e ideales, dejemos fluir su energía con tranquilidad y pausa. Cada luna nueva es el momento oportuno para plantar una semilla, una idea, un deseo, una intención y aceptar que todo es cíclico, necesitando un tiempo de espera hasta llegar a la cosecha.

También podremos preguntarnos: ¿esto que deseo hacer me interesa dedicarle tiempo para que se siga materializando o solo son las ganas de satisfacer rápidamente un impulso?
La intrepidez de una acción o palabra oportuna es más fuerte y movilizante que accionar constantemente sin observación previa del entorno.

Destinemos unos momentos a registrar cuales son los espacios, ambientes y vínculos que solemos mantener porque predomina la sensación de apego e inercia pero que no nos producen cierto disfrute ni potencian nuestras cualidades. También veamos cual es la relación que solemos tener con lo material ¿suelen ser objetos de mi posesión que tiendo a retener o suelo disfrutarlos y usarlos el tiempo necesario para luego soltarlos?

Es un momento propicio para llevar la energía hacia nuestro interior y enfocarla con gran intención hacia lo que queremos que se materialice, en qué áreas de nuestra vida queremos poner alguna semilla dedicándole tiempo y atención para que tome forma y brote.

Algunas intenciones posibles para esta lunación son:
– “Pongo intención en encontrar mi independencia financiera de una manera saludable”
– “Pongo intención en relacionarme más claramente con el dinero y así utilizar mis recursos de un modo que sea para mi mayor beneficio”
– “…experimentar placer y disfrute en las relaciones sexuales”
– “…soltar la costumbre de buscar acelerar los resultados”
– “…registrar lo que es realmente importante para mí y vivir de acuerdo con esos valores”
– “…ser fiel a mi propio ritmo respetando mis necesidades personales”

 

Les propongo un pequeño ritual que permitirá conectarse son sus necesidades potenciando la energía que nos trae esta lunación, haciéndola el día de Luna nueva:
-Siéntense en un espacio que les guste, donde se sientan tranquilos y confortables. Puede ser en un parque bajo un árbol, en un área de su casa o cualquier ambiente donde encuentren mayor paz interna.
-Pueden sumar algún sahumerio o alguna esencia floral que les guste.
-Cierren sus ojos unos minutos enfocándose en la respiración inhalando y exhalando suavemente, sintiendo como de a poco van sintonizando con su lugar personal de paz, armonía, tranquilidad y no juicio.
-Ahora van a ir escribiendo en una hoja las afirmaciones e intenciones que deseen con las palabras y formas que salgan automáticamente, sin buscar la oración “correcta”. A medida que escriban encausen desde su pecho y su corazón la intención de materialización de cada afirmación.
-Una vez finalizadas las afirmaciones quemarán la hoja en un lugar seguro para ustedes y sumarán algunas palabras que sientan al momento de enterrar las cenizas que quedaron.
-A la tierra podrán sumar unas semillas que sientan necesarias como acto de hacer brotar las intenciones allí puestas.
-Agradecen y cierran el pequeño ritual con las intenciones para la Luna nueva en Tauro.

En el periodo de luna llena del 10 de mayo, el Sol continuará en Tauro y la Luna estará en el signo de Escorpio, las luminarias estarán en signos opuestos. Por eso podremos vislumbrar de manera completa las temáticas en que hemos puesto intención en la Luna nueva. Será visible el aspecto emocional y sensible allí presente, probablemente alguna situación externa o interna permita registrar cual es el miedo que hay por debajo a ciertas actitudes personales relacionadas con la energía de Tauro: ¿me cuesta disfrutar con mi cuerpo porque me da culpa la sensación de goce? ¿me es difícil soltar un trabajo porque me da miedo el cambio? ¿no suelo valorar mis necesidades por temor a entrar en conflicto con otros? Mas allá de estas posibles preguntas dejen que la vida misma, sus emociones y sensaciones personales puedan brindarle algunas respuestas.

Lo intencionado en la Luna nueva en Tauro podrá ser creado y materializado siempre que incluyamos y aceptemos los miedos que dificultan soltar lo que hasta ahora tenía y valoraba en mi vida. La materia se va transformando, algo nace y algo muere constantemente.

Contacto:
Mail: pablo_siciliano@hotmail.com
Facebook: Pablo Martin Siciliano


¿Querés recibir las próximas notas en tu mail?


Nota o temática que te interesa


Notas Relacionadas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *