Yoga Infantil

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Por:  Ana Mangialavori

Yoga Infantil

El yoga para niños puede ser una buena opción para unir juego con
relajación, concentración y equilibrio.

 

am_531468_4771163_148291
Originario de la India, la palabra yoga significa ‘unión’, unión primero con uno mismo (el niño se encuentra con sí mismo, aprende a conocerse a sí mismo), y después con los demás (los pequeños aprenden a relacionarse y comunicarse con su entorno).

Es un espacio de expresión, para que los niños puedan ser libres de compartir sus pensamientos, sentimientos, intereses, miedos o preocupaciones, para que encuentren en las posturas de yoga y respiración consciente una manera de expresarse, liberarse y superarse. Pero principalmente es un espacio donde los niños juegan, se divierten, hacen nuevos amigos y por sobre todas las cosas ponen en práctica lo aprendido en su vida diaria y con sus familiares.

fb_img_1480271545872
A través del yoga, los niños ejercitarán su respiración y aprenderán a relajarse para hacer frente al estrés, a las situaciones conflictivas y a la falta de concentración, problemas tan evidentes en la sociedad actual. El yoga los ayudará en su largo camino hacia el dominio físico y psíquico.

 

fb_img_1480271517886

 

Tal como dijo Augusto un niño de 8 años durante una clase: “El yoga es para toda la vida”. Yo le agregaría que lo aprendido a esta corta edad los va a acompañar el resto de sus vidas.

 

 

En resumen, los potenciales beneficios a nivel físico y mental que consiguen los niños que practican yoga son los siguientes:

  • Desarrollo y destreza de los músculos motores.
  • Flexibilidad de las articulaciones.
  • Mejora los hábitos posturales de la columna vertebral.
  • Masaje de los órganos internos.fb_img_1480271538413
  • Mejora los hábitos de la respiración.
  • Estimulación de la circulación sanguínea.
  • Mejora la autoestima.
  • Bajar el nivel de estrés infantil.
  • Agudización de los sentidos.
  • Agilidad, entereza y estiramiento
  • Calma y relajamiento.
  • Mejora el desarrollo de la atención, concentración, memoria e imaginación.
  • Armonización de la personalidad y el carácter.
  • Oportuna canalización de la energía física.
  • Mejor comprensión e interacción con los demás.

 

Ana Mangialavori
Instructora de yoga con especialización en yoga para niños- Escuela Urdhva Yoga –  Capilla del Monte
Especializacion en Yoga para niños- Escuela Yoga Vida Plena – Cordoba
Facebook: EstiloMandalas YogaInfantil Capilla del Monte 

 

 

Notas Relacionadas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *