Energía fotovoltaica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
 Por: Gabriel F. Degraf

La Energía fotovoltaica

Actualmente estamos dando un salto. La ciencia pone al alcance del hombre la posibilidad de generar energía causando menos impacto que los antiguos generadores de combustión fósil o las represas hidroeléctricas, y fortalece la toma de consciencia necesaria para crear un entorno armonioso. Dentro de estas posibilidades, se encuentra la energía fotovoltaica.

productos-fotovoltaico-ecomadi-1024x682Esta forma de energía consiste en la generación de electricidad a partir de una transformación que utiliza como recurso la radiación solar. Las células fotovoltaicas, componentes de los paneles o módulos solares, están compuestas de silicio cristalino mezclado con “impurezas” que dotan al silicio con la capacidad de tener electrones libres y  generar un campo eléctrico a partir de una diferencia de potencial. El fotón golpea la célula fotovoltaica y empuja a los electrones libres de la célula generando una carga. El método es similar a la pila eléctrica. Se trata de agrupar electrones con carga negativa en una región y huecos con carga positiva en otra, esto genera el campo eléctrico, al poner terminales en cada región los electrones fluyen convirtiéndose así en la carga.

Hoy día la generación de electricidad con estos paneles solares es una posibilidad real, y se perfila como una solución rápida y confiable a los problemas de índole energéticos en el país.

Se trata de una solución directa en la que cada consumidor puede convertirse también en generador y proovedor de energía inyectando el excedente de su generación al sistema interconectado argentino. De esta forma el usuario puede:

  • “amortizar” la compra de los equipos
  • ayudar a la generación de energía del país
  • disminuir la emisión de CO2
  • llevar energía eléctrica donde no era posible llevar por costos o lejanías
  • y aportar una solución, no sólo energética sino ecológica al entorno ya que no generan residuos, ni consumen combustibles, ni producen ruidos y el recurso es prácticamente inagotable.

descarga-1

Se trata de una tecnología que está comenzando a utilizarse en nuestro país, pero que data de algunos años de uso mayor en Europa y Estados Unidos. Actualmente, en países europeos la generación eléctrica se basa en su mayoría en sistemas como estos, que causan un impacto menor en los ecosistemas y son “amigables” con el entorno. El hecho de no emitir CO2 ayuda a mejorar el mundo en que vivimos y convierte a los paneles solares en principales actores de la generación eléctrica mundial.

 

 

Notas Relacionadas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *